Marketing de influencers: Qué es y cómo funciona

Todo blog que se precie debería empezar hablando de un tema por la definición del mismo. Pero las únicas opciones posibles que se me ocurren para que no sepas qué es un influencer es que te hayas despertado después de 20 años en coma, o que tu retiro espiritual en la cima de la montaña se te fuese de las manos en lo que a tiempo se refiere. Ten en cuenta que los primeros influencers como los que conocemos ahora, surgieron entre 2004 y 2006. Vamos, que el concepto no es nuevo. El caso es, que estoy más que segura de que, si tienes una red social, sigues –al menos- a un influencer. Y si no la tienes tampoco cambia la cosa, porque hoy en día los influencers están hasta en las noticias. De todas formas, y por si aún no supieses cuál es la definición de influencer, permíteme que te ilustre.

QUÉ ES UN INFLUENCER

Te lo resumo en una frase y luego desarrollo: los influencers son los que tienen la sartén por el mango en lo que se refiere al universo de las redes sociales.

Pueden ser bloggers, instagrammers, tiktokers, youtubers, todo depende de la/s red/es social/es que utilicen. Para identificar a un influencer, es importante tener en cuenta que no solo se mide por el número de seguidores que tiene, sino también por su interacción con estos. Si tiene muchos seguidores, pero sube muy poco contenido o tiene comentarios extraños, puede haber comprado seguidores (Sí ¡siempre hay una trampa para todo!) Se les llama influencers falsos y, si el tema te interesa déjame un comentario y prometo contártelo todo en otro post.

La verdad es que han ido al grano escogiendo la palabra “influencer”, porque eso es lo que hacen; influenciar a aquellas personas que les siguen. Los followers depositan- según estudios realizados por Postcron- un 66% de su confianza en sus influencers y un 83% en recomendaciones de sus amigos y familiares. Si tenemos en cuenta que hoy en día muchos usuarios consideran como amigos a sus influencers, la cifra podría ser mucho más alta.

TIPOS DE INFLUENCERS

Teniendo en cuenta el auge imparable de las redes sociales, sería imposible englobarlos a todos dentro del mismo planeta. Digo ´planeta´ porque nosotros seríamos pequeñas estrellitas en comparación con su tamaño masivo de alcance y visibilidad. Una imagen dice más que mil palabras, así que te muestro cuáles son los tipos de influencers en el sistema solar de las redes sociales.

tipos--
tipos-influencers

QUÉ ES EL MARKETING DE INFLUENCERS

Vamos al quid de la cuestión que nos trae aquí: la colaboración con esas personas que influencian, el influencer marketing. Porque la cruda realidad es que, si quieres que tu marca tenga éxito hoy en día, tienes que tener presencia digital. Y digo “cruda” porque ya no funciona montarnos las campañas por nuestra cuenta con Big ideas o grandes ideas de publicidad; nos toca pasar por el aro, llegar a acuerdos y colaborar con influencers.

“Pero, ¿por qué?”- dirás- “¡si mi marca o servicio es estupendo y los banners me cuestan mucho menos dinero y trabajo!” Aquí es donde entra la verdadera razón por la que estás leyendo este post: ¡las nuevas generaciones no miran esos banners! Los ven, porque están ahí, pero no los miran. Y por eso, esta novedosa técnica de marketing es imprescindible si quieres que el público joven tenga tu marca -como mínimo- en cuenta.

publicidad-millenial

EL INFLUENCER MARKETING Y LAS NUEVAS GENERACIONES

En efecto, la publicidad de siempre no sirve de nada con los nuevos consumidores. Muchas empresas se tiran de los pelos hasta quedarse calvos al ver que sus inversiones no producen ninguna rentabilidad y sus campañas digitales no terminan de despegar. Los millenials -y más aún la generación Z- no confían en ese tipo de marketing y, por eso, no le hacen ni caso. Usan adblockers, ven muy poca televisión, consumen contenido a la velocidad del rayo, están en el mundo digital y de las redes sociales, y buscan marcas con las que conectar o establecer una relación. Y ya sabemos qué es lo más importante en cualquier relación: ¡confían en los influencers!

Debemos introducirnos en sus mentes para descubrir cómo acercarnos a ellos. Aplicando lo que conocemos sobre neuromarketing , llegamos en vuelo directo y sin escalas hasta el influencer marketing. Las empresas que se han atrevido a lanzarse a este mundillo, que aún resulta alienígena para muchos, han conseguido acercarse a las nuevas generaciones de forma más natural y menos invasiva.

Déjame adivinar: tus perfiles de redes sociales están muy currados, publicas contenido a menudo, te promocionas de vez en cuando, pero algo falla y no consigues una repercusión importante. ¿He acertado? Exceptuando algunas empresas que consiguen salirse de esta pauta, el resto siguen tropezándose con la misma piedra (cuidado, porque el zapato empieza a verse muy desgastado…).

Como te comenté antes, a los millenials y la generación z les da pereza seguir a las marcas. ¡Directamente les produce rechazo! Pero si uno de sus reputados influencers habla bien de tu marca… ¡todo empieza a fluir! Despierta el interés de sus seguidores, mejora tu reputación y la confianza de la misma. Se suele dar por hecho que cuando un influencer ha accedido a colaborar con tu marca, es porque ha llegado a un acuerdo contigo: valida la calidad y deseabilidad de tu producto o de tu servicio.

CÓMO HACER MARKETING DE INFLUENCERS

Si aún no te he convencido de la importancia de añadir esta estrategia de marketing a tus campañas, lo mejor será que te compres unos zapatos nuevos, porque los que tienes van a terminar por romperse. Bromas aparte, soy consciente de que lanzarse a este mundillo es como mirar a la cima de una montaña rusa cuando te sientas en la atracción. Para que cojas un poco de aire y disfrutes del trayecto, te voy a contar cómo puedes diseñar tu propio plan de marketing de influencers.

  1. ¿Qué quieres? Sí, te lo estoy preguntando, y es en serio. Qué quieres conseguir con tu campaña es lo primero que debes tener más claro que el agua. Seguro que piensas “lo quiero todo”, pero ya sabemos que no se puede tener todo en esta vida (y si no lo sabías, siento ser yo la que te lo diga), así que hay que centrar el tiro. Te pongo unos cuantos ejemplos: puedes querer que entren en tu web, que compren tus productos o servicios; que te sigan en tus redes sociales; o puedes querer hacer branding , entre otras opciones. Porque en el querer mandas tú, así que tú sabrás lo que deseas y yo ahí no tengo absolutamente nada que decir.

  2. ¿A quién quieres? No me estoy poniendo romántica, me refiero a los influencers. Seguro que hay alguna que te hace mucha gracia, pero ¿es esa influencer la que quieres que promocione tu apertura de hotel frente al mar? Puede que sí, pero más bien, puede que no. Hay que tener en cuenta los qués, los cómos y los por qués.

    Es decir:

    - QUÉ tipo de contenido publica tu influencer (fotos suyas, viajes, lo que come, sus rutinas de ejercicio y un infinito etcétera de opciones) y en qué red social o redes sociales, para descubrir si realmente encaja con tu sector o con tu campaña.

    - CÓMO son sus publicaciones y sus seguidores: ¿Usa un tono cómico o serio? ¿En sus fotos tiene una estética cuidada, natural, de andar por casa, …? ¿Qué tipo de seguidores tiene (edad, nivel adquisitivo, etc), cuánto y cómo interactúan con ella?

    - POR QUÉ la eliges para esta campaña. Aquí entra de nuevo el primer punto, que debería ir alineado con tu gurú de las rrss. ¿Quieres atraer al tipo de público que tiene tu influencer para que te reserven habitaciones? ¿O prefieres a alguien que tenga un público muy amplio para empezar a dar a conocer tu hotel? Decidir quién va a representar tu marca no es fácil, pero teniendo en cuenta la cantidad de planetas que forman parte del universo de las redes sociales, estoy segura que al final tendrás más de una opción sin riesgo de estrellarte.

  3. ¿Qué vas a hacer? Vale, ya tienes tu objetivo y tu/s influencer/s ¿y ahora qué? ¡Pues a seguir pensando! Porque las acciones de marketing que puedes hacer con ellos, si es que les gusta tu producto o servicio y te han dado el SÍ con los ojos acuosos de emoción, son muy numerosas. Desde crear un sorteo, enviarle producto para que lo pruebe, darle un código de descuento para que lo difunda entre sus seguidores, hasta hacerle embajador oficial de tu marca: las posibilidades son tan infinitas como tu creatividad.

    Vale, quizá no tan infinitas si tu bolsillo no te lo permite. Pero de la misma manera, hay opciones a raudales, como colaborar con microinfluencers (planeta Tierra) o nanoinfluencers (planeta Marte).

  4. ¿En efectivo o en tarjeta? A mí me sirven ambas opciones, pero imagino que lo querrás hablar con los influencers en vez de conmigo. Ten en cuenta que no es la única forma de “compensar” sus servicios. Dependiendo del perfil y sobre todo de la persona, quizá puedas llegar a algún acuerdo que no sea la típica transferencia bancaria. Si tu producto o servicio le gusta, podría interesarle que le envíes cierta cantidad o tener algún descuento durante un plazo de tiempo. Todo dependerá de tus cualidades como negociador/a. Lo más habitual es que el influencer te mande un ´media kit´ o documento con sus tarifas, y tú le pagues por la acción o acciones que quieras que realice. Pero es importante que tengas en cuenta que hay muchas más posibilidades, como establecer un costo por clic, por engagement (la cantidad de interacciones que consigan con vuestra colaboración) o por adquisición (compra, rellenar un formulario,…).
  5. ¿Y los datos? Si tu campaña se basa en que el influencer consiga que compren uno de tus productos, los datos podrán ser más fáciles de visualizar. Pero ¿qué pasa en el resto de casos?

    Para saber si tu colaboración ha funcionado, no puedes pasar por alto ningún dato. No solo se trata de saber cuánta gente hizo clic en el enlace que subió el influencer a tu web, también deberías medir otros parámetros; como la repercusión de la publicación en sus redes sociales y en las tuyas, los comentarios positivos o negativos al respecto, el tipo de seguidores que alcanzaste gracias a esta colaboración, … En resumen, analizar el conjunto de variables cuantificables que se puedan reflejar de forma directa o indirecta en tu campaña, para saber si diste en la diana con el influencer que elegiste.
gift-marketing-de-influencia

Quizá sea mucha información que digerir de primeras, pero ten en cuenta que cuando se planea y gestiona bien, el marketing de influencers consigue un gran retorno de la inversión (ROI). Si tienes dudas existenciales al respecto y nos las quieres comentar, o te gustaría probar a colaborar con algún influencer -sea del planeta que sea-, pero necesitas que te metamos en un cohete para propulsarte hacia el éxito con tu campaña de marketing de influencers, escríbenos o llámanos, pero no nos hagas señales de fuego, que luego nos asustamos.

Te dejo con este gif de La Vecina Rubia con el que me siento súper identificada.

escribir-bien
Abrir chat